Logo_PT
cvsm_nao_ter_coragem_e_nao_ter_conhecimento_header_desktop
cvsm_nao_ter_coragem_e_nao_ter_conhecimento_header_mobile

Diciembre 1981

Diciembre 1981

No tener Coraje es no tener conocimiento. En principio, no tener Coraje es no tener conocimiento o tener conocimiento insuficiente.

El Coraje adviene de la  autoconfianza, basada en el conocimiento que usted tiene. Ahí usted tiene Coraje.

Yo le coloco un guante de box en la mano y le digo: “¡Suba al ring!”. Usted dice: “¿Qué voy a hacer yo aquí con esto?”.  Usted no va, ¡no! Si ponen a un grandote delante de usted, incluso dice: “¡Yo no entro ahí! ¡Él me va a matar!”.

Pero, si usted conoce el guante, si usted sabe qué hacer con él, si usted tiene muchos elementos de conocimiento de aquello, automáticamente usted dice: “Bueno, subo. Puedo hasta recibir algunos golpes, pero yo…”

¿Qué nació? Nació el Coraje.

En el otro ¿qué faltó? Coraje.

¿Y de dónde vino el Coraje? Del conocimiento que usted experimentó, de los elementos que usted tiene para hacer el juego de su vida.

Por eso, generalmente, el miedoso es débil, porque la debilidad es falta de conocimiento. Falta de Coraje, por lo tanto, falta de conocimiento.

Y, por eso, se debe temer mucho más al cobarde que al que tiene coraje, porque el que tiene coraje, por tener conocimiento, ¡será más justo! Y el cobarde, por no tener conocimiento, siempre actuará por la injusticia. En otras palabras, el que tiene coraje siempre es virtuoso, porque conoce el arte que practica. El cobarde es injusto y vicioso, no conoce el arte que practica por no tener elementos del propio arte que pretende practicar.

Esos son principios de la formación de una sociedad, cómo formar una sociedad, cómo escoger a los hombres para cada posición.

Dr. Celso Charuri

Dr. Celso Charuri

Idealizador y Fundador de PRÓ-VIDA

Textos anteriores

1980

Un día no habrá sombra, porque la luz no lo

27 de Enero de 1980

Cuando en la armonía musical usted coloca un accidente, aumenta mucho más la creatividad y su poder en relación a los conjuntos armónicos.

1980

Un día no habrá sombra, porque la luz no lo permitirá. Un día no habrá nadie con puntos de orgullo, ni vanidad, puntos

error: Conteúdo reservado ao Site da PRÓ-VIDA.

X